federaciondtroit

A propósito de la Federación Colombiana

Posted on Posted in Historia, Humanismo, Logias, Masonería

Por:

J. CALLE.

M.·. P.·. G.·. C.·. ,

Federación Colombiana

Muchos años han transcurrido desde que se creó en 1936 la Resp.·. Logia n°623 “J.B. ACUÑA” en el Or.·.de Bogotá; Logia Pionera que marca el punto de partida de una larga historia en el proceso de creación de la Federación Colombiana de la Orden Masónica Mixta Internacional LE DROIT HUMAIN en nuestro territorio. Un proceso de muchos años, cargado de experiencias y aprendizajes, los que hoy nos permiten hablar con certeza de cómo abordar desde nuestro contexto cultural latinoamericano el trabajo en la cimentación de una masonería humanista y revolucionaria; el legado de nuestros Fundadores Georges Martin y María Deraismes, el que poco a poco afianza sus raíces en el territorio americano, proyecto en el que hoy nos acompañamos de todos los Hnos.·.y Hnas.·: de la Orden
en los cinco continentes.

La Federación colombiana cuenta en este momento con 167 miembros, todos reunidos en trece (13) Logias Simbólicas y dos (2) Triángulos en el departamento del Atlántico, región del caribe colombiano; dos (2) Logias de Perfección, una en el Or.·. de Bogotá y la segunda en el Or.·.de Pereira, Centro Occidente del país; un Soberano Capítulo Rosa Cruz y un Sublime Areópago. En la actualidad trabajamos en la creación del Consistorio, y así, paso a paso como los Aprendices ir completando todas las estructuras de la Federación.

Colombia tiene una gran extensión territorial (cuatro veces Francia), con una importante diversidad, lo que la constituye en un país de regiones, de valles, ríos y montañas; tres grandes cordilleras atraviesan el país de sur a norte, hace parte del sistema montañoso que forma la gran cordillera de los Andes, que nace en el extremo sur del continente entre Chile y Argentina, la cadena montañosa más grande del mundo. Esta particularidad, unida a la gran cosmogonía de mitos y leyendas ancestrales, herencia cultural precolombina, nos imprime un carácter particular, una enorme diferencia con la cultura de la Ilustración desarrollada entre los del Siglo XVII y XIX en Europa.

En este territorio mágico, pleno de leyendas y de mitos nació la Federación Colombiana de la Orden Masónica Mixta Internacional LE DROIT HUMAIN, el Encendido de Luces fue presidido por el M.·. P.·. S.·. G.·. C, G.·. M.·. , M.·.  Ill.·. Hna.·. Daniele Juette el 12 de marzo de 2012; desde entonces hemos aprendido (y continuamos aprendiendo) la difícil tarea de mantener viva la Luz entregada por los MM.·. IlIl.·. Hnos.·.  GG.·. II.·. GG.·. del Supremo Consejo que supieron sembrar la semilla de la Orden en nuestra Federación.

Al volver la vista atrás y apreciar el camino recorrido, no puedo más que expresar el reconocimiento de gratitud a la Federación Francesa por el “apadrinamiento” en esta creación, el apoyo recibido en la construcción de la Jurisdicción; sobre todo, por las enseñanzas de cómo poner en marcha una “masonería en acción” que sale del Templo al encuentro con la sociedad haciendo honor a los propósitos de nuestros fundadores Georges Martin y María Deraismes, de trabajar con la infancia, en proyectos de solidaridad, en la construcción de procesos de paz y en la búsqueda de la justicia social. El trabajo conjunto de todos los Hnos.·. y Hnas.·. que nos acompañaron en este largo recorrido, y muy particularmente el “hermanamiento” entre la Resp.·.  Log.·. 1623 “La Sérénité” del Or.·. de Vitry-le-François y la Resp.·.  Log.·. 1796 “Estrella del Sur” al Or.·. de Pereira, para la creación en el 2002
(E.·. V.·. ) de una institución al servicio de la infancia en situación de dificultad social, es el claro ejemplo del internacionalismo de la OMMI LE DROIT HUMAIN, muestra de trabajo que es seguido hoy por varias de las Logias de la Federación Colombiana.

En Colombia esperamos que la Orden Masónica Mixta Internacional LE DROIT HUMAIN se fortalezca como una masonería humanista, laica, moderna y liberal; consciente y preocupada por los problemas que agobian nuestra sociedad (violencia, corrupción, individualismo, fanatismo); respetuosa de la tradición como fuente inspiradora de valores humanistas, una masonería que nos proyecte hacia el futuro con fe en la humanidad y en su capacidad para encontrar caminos que nos permitan vivir en fraternidad. Esperamos ser creativos y juntos participar en la solución de los graves problemas que afectan la situación de la mujer y de la infancia, como la violencia, la discriminación y la ineficiencia del sistema judicial para garantizar sus derechos.

La tarea apenas ha comenzado, estoy seguro de que con el acompañamiento, el ejemplo y las buenas lecciones recibidas en este Templo simbólico, Cénit de nuestra Orden, acompañado de todos ustedes MM.·. IlIl.·. Hnos.·. y Hnas.·. seguir avanzando en el fortalecimiento de las columnas no sólo de la Federación Colombiana, sino también en la implantación de la OMMI LE DROIT HUMAIN en toda América latina.

Tomado del Boletín Internacional – Le Droit Humain # 53